10 Fobias Muy Raras y Muy Reales
sociedad

10 Fobias Muy Raras y Muy Reales

Las fobias, el tenerle miedo a cualquier elemento o circunstancia, son algo que toda persona conoce de forma más o menos consciente. Sin embargo, los miedos muy concretos y agudos sólo los sufren algunas personas. Esta es una lista con 10 de las fobias más raras que han sido diagnosticadas.

10) Agirofobia

Miedo a cruzar la calle

6A00D834517E6E69E200E54F1Bb1738834-800Wi

Los agirofóbicos tienen miedo a cruzar la calle u otros tipos de vías. La agirofobia incluye tanto el miedo a cruzar grandes avenidas como el temor a pasar al otro lado de una calle de un solo carril. Otras modalidades son el miedo a cruzar sin el permiso de señales, pero los médicos consideran este miedo distinto a la fobia a los coches.

9) Mageirocofobia

Miedo a cocinar

119171631 Fddf27Ecde

El “mageirokos” es el cocinero experimentado, en idioma griego. De ahí el nombre de la fobia, que consiste en el miedo a cocinar o a preparar alimentos. Muchas personas que sufren esta aprensión aguda desarrollan desordenes alimentarios, especialmente si viven solos.

8) Pediofobia

Miedo a las muñecas

Abroken China Doll By Rebel Sta By

Pediofobia es el miedo irracional a las muñecas, sean o no terroríficas. Técnicamente es el temor a la “falsa representación de seres que puedan sentir”. El miedo incluye a los maniquís y los robots, en cuyo caso se puede hablar de automatonofobia. Expertos en la conciencia humana, como Sigmund Freud, han hecho patente que el ser humano tiende a temer aquello a medio camino de la inanimación y la vida.

7) Deipnofobia

Miedo a la conversación en las cenas.

Awkward-Dinner-Party

Cualquier persona se ha sentido incómoda en una reunión alrededor de una mesa en una ocasión u otra, sin embargo hay personas que tienen tanto pánico a estas situaciones que no acuden a comidas formales. El protocolo, sin ir más lejos, está ideado para evitar las incomodidades que pudieran surgir en entornos poco usuales, pero sus normas son poco conocidas y tal vez no suficientes para ayudar a los deipnofóbicos.

6) Eisoptrofobia

Miedo a los espejos

Intoyoureyesbyenayla3Dl

La eisoptrofobia, también llamada catoptrofobia, es el miedo a los espejos. Más concretamente, el miedo a entrar en contacto con un mundo espiritual a través del espejo. A diferencia de las experiencias de Alicia en el país de las maravillas, las personas que sufren esoptrofobia no disfrutan de la idea de entrar en contacto con otro mundo, o de causarse mala suerte rompiendo el espejo en que se miran.

5) Demonofobia

Miedo de los demonios

Exorcist-Demon

Para ser demonofóbico hay que creer en los demonios, pues esta fobia consiste en el miedo a estos seres sobrenaturales. Una característica habitual de los demofóbicos es que reconocen que su miedo es excesio o irracional, pero padecen un terror mucho mayor a cualquier otra persona que se enfrente a películas de terror, casas abandonadas o cualquier otro icono de lo demónico.

4) Pentherafobia

Miedo a la suegra

Mother-In-Law-From-Hell

¿Con quién prefieres cenar, con tu suegra o con el demonio? Los pentherafóbicos tendrían clara la respuesta, pues temen a la madre de sus parejas. El cine y las conversaciones entre amigos están llenos de suegras monstruosas, pues un pentherafóbico no sufre viendo suegras por la tele. ¿Habrá suegras que son a su vez pentherafóbicas?

3) Arachibutyrofobia

Miedo a la manteca de cacahuetes pegándose al paladar

Peanut-Butter

La información sobre esta fobia es un poco confusa, pero la tomaremos como un homenaje a los dibujos animados norteamericanos. ¿Quién no ha desayunado unos cereales o una mermelada de… de lo que sea menos de cacahuetes mientras veía personajes americanos comiendo la dichosa manteca? Parece ser que es una manteca muy pegajosa.

2) Cathisofobia

Miedo a sentarse

1143751 F2F4 625X1000

Volviendo a cosas más extendidas alrededor del mundo, la catisofobia es el miedo a sentarse. ¿Por qué se puede desarrollar? Parece ser que los cathisofóbicos han sufrido experiencias desagradables por sentarse sobre objetos punzantes y, en otros casos, es fruto de hemorroides severas. Si en un bus veis a alguien pasándolo mal en un asiento, cededle el pasillo.

1) Automatonofobia

Miedo a los ventrílocuos

Ventriloquist-Dummies

En el número uno, el miedo al ventrilocuismo. Sentimos solidaridad por todas las personas que sufren alguna fobia, pero, con todo el respeto por los ventrílocuos, nos parece que un hombre hablando a través de un muñeco es algo que no participa de la lucha por un mundo libre de miedos.

Original

,