13 signos de que tienes un novio de mierda
mujer

13 signos de que tienes un novio de mierda

Lo amas. Quizás incluso él te ama a ti, aunque eso no lo tienes tan claro. Pero siempre es lo mismo, te ilusionas hasta que te hace sentir mal. Y a menudo. Eso significa, y lo sabes, que tienes un novio de mierda. Por si acaso lo dudas, repasa estos 13 signos de que tu novio no te merece:

1. Te hace sentir culpable cuando estás feliz

Tus ilusiones son como un ataque para él por H o por B.

2. Te decepciona

No como el ser imperfecto que todos somos. Sino cada-maldita-vez.

%image_alt%

3. Nunca te apoya

¿Apoyo? Por qué, si esto es una guerra.

4. El sexo se vuelve ‘obligatorio’

Da el sexo por seguro, como cualquier otra cosa a la que se haya acostumbrado.

5. ¿Mensajes? ¿Qué mensajes?

Si nunca te escribe, salvo para quedar contigo, es el tipo que estamos buscando… buscando ara huir de él.

6. Necesita algo más que tú para pasarlo bien

Cuando quedáis tiene que haber por medio algunas cervezas o cualquier otra cosa que le llene. Contigo no le basta.

%image_alt%

7. Te grita

En cualquier pareja una discusión se puede caldear. Pero hay que saber distinguir entre eso y los gritos y el desprecio.

8. Los planes los pones tú

Él acepta o rechaza, o los adapta a sus gustos. Y NUNCA propone nada.

9. Se lo toma todo a la defensiva

Cualquier pregunta o comentario tuyo, se vuelve contra ti. O más concretamente, él lo intenta volver contra ti.

10. Te ridiculiza ante otra gente

Amigos, desconocidos o incluso familiares. ¿Qué clase de persona que valga la pena haría eso?

%image_alt%

11. No se compromete a nada

Ni le sale hacerlo ni lo hace si se lo pides.

12. Te hace sentir como si tuvieras un gusto horrible

Tienes mal gusto, no aciertas en nada y… en definitiva, todo lo haces mal. Y si lo haces bien, ese día no tocaba hacerlo bien.

13. Es amable con los demás

Sientes que puede ser amable con quien quiera salvo contigo.

En definitiva. Ese hombre, ¿o mejor decir niño?, te hace sentir ansiedad y nunca te hace sentir bien. Si cumple varios de los puntos anteriores, probablemente tengas que reflexionar con serenidad. Si los cumple todos, huye. Pero huye con una sonrisa, porque se va quien vale la pena.

,