14 veces en las que ser sarcástica destrozó tus posibilidades de encontrar el amor
mujer

14 veces en las que ser sarcástica destrozó tus posibilidades de encontrar el amor

1. Cuando dijiste que tus comentarios malignos eran tu forma de mostrar amor

Y él no supo si era verdad o era un comentario maligno para que entendiera que en realidad debía entenderlo al revés. Uy, qué lío.

2. Cuando te reíste de sus avances en algo… aunque no tuvieras idea de si era fácil o difícil

En realidad, te alegrabas, ¡pero no siempre nos expresamos como queremos que se entienda!

3. Cuando no te has atrevido a negar que una frase salvaje fuera verdad

A mí un asesino en serie me parece un carácter interesante. “Lo dices de broma, ¿verdad?”. Em…

14 veces en las que ser sarcástica destrozó tus posibilidades de encontrar el amor

4. Cuando te has hecho la modosita y querías sexo salvaje o al revés

¿Qué pasa? Un poco de juego previo, ¿no? No se trata de tomárselo al pie de la letra.

5. Cuando has superado alguna inseguridad haciéndole sentir inseguro a él

Vale, no es justo. Pero no está hecho con mala fe, ¡juup!

6. Cuando dijiste “te amo” sinceramente… y él no supo que pensar

Que tenemos sentimientos también. Y sabemos conjugar el verbo amar.

14 veces en las que ser sarcástica destrozó tus posibilidades de encontrar el amor

7. Cuando dejaste claro que no te interesaba algo

Sin más. ¿Qué pasa? La sinceridad ya no se lleva o qué.

8. Cuando te elogiaste tanto que se asustó

Algunas veces se nos va la lengua y la autoestima y… aunque estemos hechas de trozos de inseguridad lo disimulamos bien. Y eso asusta.

9. Cuando dijiste que le odiabas

“Te odio” significa “te quiero”. “Vete” significa “ven y quédate a mi vera porque te amo”. “No te necesito” significa “no puedo vivir sin ti”. ¡Si mi idioma es fácil!

14 veces en las que ser sarcástica destrozó tus posibilidades de encontrar el amor

10. Cuando te reíste de su forma de beber

Y te acabaste la copa de un trago. Aunque luego nos siente mal…

11. Cuando rechazaste al que te gustaba

Y le seguiste el rollo al que no. ¿Pero qué demonios hice? Ok, lección de vida, al menos.

12. Cuando le ignoraste

Ignorar significa… hacer caso. ¡Si lo sabe hasta un párvulo!

14 veces en las que ser sarcástica destrozó tus posibilidades de encontrar el amor

13. Cuando una broma se te fue de las manos

La secuencia es: broma, darse cuenta de que no es acertada, no rectificar. Se lía parda en cero coma. Sin comerlo ni beberlo.

14. Cuando le intentaste convencer de que este post iba en serio

No, quizás mejor no se lo envío. O sí. O qué se yo. Pero que sepas que te quise de verdad, idiota.

Fuente: figment.com

,