15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita
parejas

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

En este artículo os traemos los minirelatos de una cierta cantidad de mujeres que se encontraron con primeras citas un tanto… especiales. Es típico que ante una primera cita nos sintamos nerviosos y temerosos de meter la pata diciendo según que a una persona que en realidad no conocemos de absolutamente nada, pero una cosa es tener un pequeño fallo y otra muy distinta es buscártelas tu solito. Un consejo sencillo que podemos dar es que uséis siempre vuestro sentido común, suele ofrecer las mejores soluciones.

Lucia, 27 años, filosofa:

No me gusta la gente demasiado arreglada ni preocupada constantemente por su imagen (material), pero que me aparezca el chico en chándal la primera cita quizás es pasarse.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Aida, 24, psicóloga:

La verdad fue una cena bastante incomoda, el susodicho se paso la velada asombrado por la cantidad de comida que ingería y contando concienzudamente las cervezas que me tomaba, agobiante.

Marta. 28 años, profesora infantil:

Cada vez que le intentaba contar algo de mi vida ya lo sabia, el chico se había aprendido todo mi perfil de Facebook, demasiado cotilla para mi, aunque también debería de dejar de colgar tantas cosas de mi vida, soy un poco predecible.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Belén, 27, socióloga:

El chico estaba nervioso y se puso a beber para calmarse, acabo tan sumamente borracho que plantearse cualquier situación sexual era una locura.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Marta, 33 años, dependienta:

El chico, un pelín infantil, se me puso a alardear de sus conquistas poniéndole la guinda al pastel, me soltó “que esas cosas a mi no me las haría porque yo no tengo pinta de ser de esas que..”

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Irene, 26 años, camarera:

Me pase toda la cena viendo como le prestaba mas atención a su smartphone, al final le envié un mensaje para avisarle de que salía por la puerta.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Sandra, 30 años, enfermera:

El chico aunque era muy culto la verdad es que respetaba muy poco las ideas de los demás, de hecho no te dejaba ni plantearlas. La discusión iba sobre política, y cuanto más bebía más extremista era su postura, lástima que su ideología fuera totalmente opuesta a la mía.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Azahara, 25 años, fisioterapeuta:

Casualmente tuve una cita con el típico chico enganchado al Fitness, la verdad es que en un primer momento me alegre mucho porque me encantan estos chicos, lo único malo es que ni se fijo en mi tremendo escote, no dejo de mirarse su flequillo en todos los espejos. A todas nos gustan los chicos coquetos, pero que no nos quiten el protagonismo.

Lucia, 34 años, economista:

Todo iba genial hasta que sin comerlo ni beberlo me soltó que los judíos en parte merecieron el holocausto nazi. Pensaba que era una broma suya, pero cuando me estaba argumentando sus motivos no pude creerlo.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Carla, 28 años, abogada:

Fui con muchas ganas a aquella cita, pero me encontré un interrogatorio policial, el chico hizo más preguntas que las que suelo hacer yo a mis clientes durante un juicio.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Paula, 20 años, estudiante de diseño gráfico:

He tenido pocas citas, pero la verdad es que en la gran mayoría me tocaron chicos con falta de decisión, a cada pregunta me contestaban con un “no se” y siempre esperaban a que diera yo mi opinión.

Raquel, 32 años, profesora:

El chico no paraba de llamarme princesa, con mi edad no me dejo engañar con algo tan infantil, princesa, si no me conoce de nada, a saber a cuantas les habrá llamado así.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Alicia, 26 años, bióloga:

Llego 30 minutos tarde y acompañado por un amigo, lo mejor fue cuando al presentarme a su amigo me llamo por un nombre que no es el mío, resultó ser que me llamo por el nombre de su ex.

15 errores garrafales que cometen los chicos en la primera cita

Elisabet, 35 años, teleoperadora:

El chico empezó la cena contándome el duro día que había tenido en el trabajo y cuando me quise dar cuenta había criticado el comportamiento de todo el mundo, excepto el suyo.

Araceli, 31 años, carnicera: Aquella vez tuve un poco de suerte, me vestí de forma conservadora, sin escote y con colores poco atrevidos, aún así el chico no paro de mirarme a los pechos y solo lo dejo para tocarme el trasero cuando se ofreció a retirarme la silla en la que estaba sentada.

,