4 verdades duras para quienes defienden que la infidelidad es “natural”
parejas

4 verdades duras para quienes defienden que la infidelidad es “natural”

Fui infiel porque estábamos mal con mi pareja. Fui infiel porque sentí una atracción fatal. Me dejé llevar porque lo hacen todos. Fui infiel…. porque quise. Ese es el argumento que los resume todos. La voluntad, no los sentimientos, es la clave para entender la fidelidad o la infidelidad. Los psicólogos desmienten 4 falsedades extendidas. A todos nos suenan…

1. La infidelidad surge cuando hay problemas en la pareja. FALSO

4 verdades duras para quienes defienden que la infidelidad es “natural”

Si la infidelidad surge cuando hay problemas, casi todas las parejas serían infieles y ninguna pareja estando bien sufriría por la infidelidad. Como no es así, los psicólogos recuerdan que una pareja se basa en las expectativas que cada cual se forma. Y las expectativas también incluyen la voluntad de solucionar las tensiones de forma constructiva o, incluso, terminando la relación. La infidelidad sólo es una opción, no una reacción más o menos natural o común.

2. Las relaciones estables son antinaturales. FALSO

4 verdades duras para quienes defienden que la infidelidad es “natural”

Lo cierto es que ni estar en pareja ni estar desaparejados ni estar a medias es natural. O dicho de otro modo, cada una de esas opciones es muy natural. En todo caso, los psicólogos recuerdan a quienes argumentan así que si tener pareja no es natural para ellos, ¿por qué se comprometen? Comprometerse es una elección, romper el compromiso también y ser infiel también. Ser infiel nunca será una solución “natural” para algo que se considera inadecuado para uno.

3. No se puede luchar contra los impulsos. FALSO

4 verdades duras para quienes defienden que la infidelidad es “natural”

Quien dice eso, ¿come del plato de los vecinos en el restaurante? ¿Orina en la sala de estar? ¿Se echa la siesta conduciendo? Lo más probable es que no. Eso no significa que no haya sentido esos impulsos, pero ha tomado decisiones para refrenarlos o solucionarlos de otra manera. Tener el impulso sexual, o incluso la necesidad de que otro individuo nos reconozca como atractivos, puede ser una buena explicación de qué lleva a ser infiel. Pero la decisión se toma.

4. La monogamia es la culpable. FALSO

4 verdades duras para quienes defienden que la infidelidad es “natural”

No es cierto que la monogamia provoque la infidelidad. Simplemente no es cierto porque en las relaciones polígamas o en el llamado poliamor también se suele considerar como infidelidad estar con personas ajenas a ese grupo. Además, incluso en las parejas más libres, se puede tolerar la libertad, pero no el engaño. La infidelidad es romper un acuerdo, al fin y al cabo. Y estar dispuestos a mantener lo que aseguramos a los demás depende de la voluntad propia.

Fuente: www.venusbuzz.com

,