5 Descubrimientos que tienes cuando por fin eres tratada como te merecías
mujer

5 Descubrimientos que tienes cuando por fin eres tratada como te merecías

Después de haber salido con tantos cretinos, inútiles y hombres que ni siquiera entiendes cómo pueden existir de lo idiotas que son, encontrarte con un hombre que realmente te trata como te mereces es como tener una epifanía.

1. Increíble. Este hombre piensa que realmente merezco la pena…

Tal vez no haga grandes alardes invitándote a cenar a restaurants caros, pero ese momento en el que te cuenta algo que tú mencionaste hace un par de semanas es lo mejor del mundo. Es decubrir que REALMENTE te estaba escuchando cuando le estabas contando esa anécdota y que, a diferencia del resto de capullos que habías conocido, no se limitaba a asentir con la cabeza.

2. …Porque merezco la pena

Darte cuenta de que un hombre piensa que mereces la pena y que todo lo que dices es importante hace que al final te des cuenta de que… Pues claro que merezco la pena. Soy inteligente, simpática y moderadamente atractiva. ¡Soy asombrosa!

3. ¿Entonces por qué salía con esos idiotas?

Al descubrir lo afortunada que eres por salir con un hombre que te respeta y luego aprender a respetarte a ti misma, llega el momento de la autocrítica. Esa en la que eres consciente de que no era que solo los idiotas se fijaban en ti, sino que eras tú la que parecía prestar atención solo a las peores compañías recomendables.

4. ¿Cómo pudieron engañarme tan fácilmente?

Descubrir que te has equivocado con los hombres en el pasado, ahora que tienes claro cuál es tu hombre ideal, te permitirá reconocer más fácilmente a todos esos hombres que aparentan ser lo que no son y que tal vez en el pasado te habrían hecho caer en su trampa. Pero no ahora Mr. Simpático y palabras dulces.

5. Gracias

No es que conocer a un hombre que te respete y te escuche sea ese caballero de brillante armadura a lomos de un caballo blanco. Pero hay que reconocer que ha sido tu salvador a la hora de volver a caer en la misma piedra en la que llevabas tropezando desde hace años. Así que, aun en el caso de que ese hombre tan distinto al resto de los que habías conocido en tu vida no resulte ser el definitivo, ya es hora de levantarte de una vez por todas y caminar con paso firme.

Original

,