5 Razones por las que una Noche de Chicas es la mejor noche de todas
mujer

5 Razones por las que una Noche de Chicas es la mejor noche de todas

1. La noche de chicas es la ocasión perfecta para hacer un gran anuncio

Siempre que hay una noche de chicas hay un gran anuncio. No porque el evento se haya organizado para hacer ese anuncio, sino porque es la ocasión perfecta para ello. De entrada, al estar todas las amigas juntas no tendremos que repetir mil veces la misma historia. Y sobre todo porque al anunciarlo a las amigas conseguiremos la reacción que solo ellas pueden darte: un gran apoyo y alegría, lo que terminará de confirmarnos que hemos tomado la decisión adecuada, independientemente del anuncio que hayamos hecho. Y es que nuestras amigas son las que mejor nos entienden y saben cómo animarnos.

2. Estamos con chicas que entienden nuestro amor por la comida

A las mujeres también nos gusta la comida. En realidad, puede ser que nos guste más que a muchos hombres. Pero si mostramos ese amor por la comida rodeados de hombres sabemos que nos mirarán raro. Y lo mismo pasa con las chicas de nuestros amigos o de los amigos de nuestros novio, ante la que se supone que debemos mantener las formas. Pero eso desaparece cuando estamos entre amigas de verdad y lo único importante es hacer lo que nos gusta.

3. Abre otra cerveza. Ha sido una larga noche

Con la bebida ocurre exactamente igual que con la comida. Se supone que una chica no bebe más que un hombre, y en cuanto lo hace ya es catalogada como borracha. Y en el caso de que sea así, ¿no tenemos derecho a emborracharnos también nosotras? En las noches de chicas emborracharse no solo está permitido sino que es motivado. Por ello, lo normal en esa noche de chicas es que al final se acabe convirtiendo en una fiesta de pijamas.

4. Es una zona libre de juicios de valor

Aunque parte de esta norma dentro de las Noches de Chicas es gracias al alcohol, lo cierto es que durante esas reuniones se puede hablar de todo, sabiendo que nadie nos va a juzgar. Desde algún problema con el jefe o el novio, a confesar los sueños más extraños que hemos tenido y que jamás se nos ocurriría contarle a nadie. Poder hacerlo en compañía de nuestras amigas ayuda a que nos sintamos increíblemente más liberadas.

5. Ayuda a afianzar nuestra amistad

Estas fiestas no son tan habituales como nos gustaría que fueran, pero son una manera única de mantener esa amistad durante el paso de los años. Aunque sea entre risas, comida basura y alcohol, hablando con nuestras amigas nos damos cuenta de que siguen siendo nuestras mejores amigas y que querremos conservar esa amistad durante el resto de nuestra vida.

Original

,