5 tipos de sexo que sueles tener cuando no estás en una relación
parejas

5 tipos de sexo que sueles tener cuando no estás en una relación

1. El que no es tan bueno como sabes que pudiera haber sido.

Realmente no fue grandioso, pero no dices nada. Porque la verdad, eso no tiene la importancia que tendría si estuvieran saliendo juntos de manera exclusiva.

No tienes que batallar para mantener las cosas funcionando, y aunque quisieras que las cosas funcionaran con esta persona, lo más probable es que eso no suceda, de manera que enfocarse en este tipo de asuntos no vale mucho la pena.

2. El que tienes cuando estás ebrio.

Resulta que saliste por la noche, tienes ya unos tragos encima y entre más profundo te hundes en la botella de alcohol, más te apetece pasar un buen rato en la cama aún pese a que sabes bien que hay muchas posibilidades de que esa no sea la mejor sesión de sexo que hayas tenido recientemente.

Pero, ni hablar. Porque nunca sabes lo que sucederá cuando estas ebrio. Además, muchas veces, lo único que necesitas es un poco de sexo para sentirte en paz.

3. El que te hace desear que hubiera algo más.

Está claro que sólo se trata de sexo. Entonces te dices a ti mismo que eres adulto y que puedes manejar sin problemas este asunto “sin compromiso ni ataduras”.

Pero entonces estás con esa persona una noche, y cuando todo termina, te descubres deseando que ese momento durase un un poco más, que pudieran abrazarse un buen rato para luego hablar sobre la vida, al menos hasta que amanezca.

Entonces te dices a ti mismo que estás bien sólo con el sexo, pero tienes la sensación de que te mientes y de que tratas de engañarte solo.

4. El que se da con alguien con quien ya tienes amistad.

Es posible que tú y esta persona hayan estado teniendo sexo por un buen rato o que sea una de esas amistades con las que has tenido tensión sexual desde el principio.

O por lo otro lado, puede que sean verdaderos amigos y que nunca antes hubieran pensado en que las cosas podrían tomar este rumbo, aunque al fin y al cabo, saben que siempre hay una primera vez para todo.

De cualquier modo, resulta que conoces muy bien a esta persona, lo cual puede hacer que el sexo sea mucho más satisfactorio.

Y es que ya hay cierta cercanía y ya existe una base de confianza, aunque claro, el sexo siempre tiene implicada la posibilidad de echar a perder las cosas.

5. El que se da por accidente.

Es ese que cuando tomas consciencia de que está sucediendo, no te permite hacer otra cosa que no sea respirar hondo y esperar que suceda lo mejor. Pero bueno. A veces hay accidentes afortunados ¿cierto?

Original

,