8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena
sexo

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

Oh, sí, ya hemos terminado. Qué grande ha sido. ¿Y ahora qué? Normalmente nos dedicamos a pensar en el sexo o en cómo llegar a practicarlo. Pocos reflexionan sobre qué pasa después. Hoy te recordamos eso en lo que no piensas: cosas embarazosas que suceden tras el clímax con alguien que no es tu pareja.

1. Recoger la ropa tirada por el suelo

Suele dar bastante apuro. Pocas cosas menos sexis que un calcetín tirado con pasión y colgado de una estantería. Pero, benditos aquellos que de vez en cuando pueden tirar la ropa interior sin importarles dónde porque están más ocupados.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

willedward.com

2. Hablar de algo que no lleve al sexo

No nos engañemos, hay relaciones que solo se establecen para acabar en sexo. Sexo salvaje si queréis. Pero luego, de algo habrá que hablar medio minuto. Quizás hasta os caéis bien, quién sabe.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

blog.strideapp.com

3. Tirar el preservativo

Y alguien tiene que levantarse y hacerlo. Solo tiene derecho a dejarlo en la mesilla de noche el propietario de la mesilla. Así pues, alguien tiene que andar por casa con una gomita grasienta colgando.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

www.lavoz.com.ar

4. Dejar el móvil pringoso

Mientras la otra persona va a lanzar el preservativo o mientras vas tú, le echas un vistazo al móvil en tu soledad post-clímax. A ver que se cuece por el mundo. Y vas dejando la pantalla aceitosa. Pero si te sirve de consuelo, las parejas de hoy también se lanzan al móvil tras el sexo.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

www.kissmybit.com

5. Un poco de ridícula higiene personal

Esa persona que te imaginabas durante el día anterior contoneándose sugestivamente, está ahora… secándose sus partes levantando una pierna cual perro. Y se gira y dice: “¿Tienes un Kleen-ex?”. Ah, mira, ya tenemos algo de lo que hablar.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

www.ecologiablog.com

6. Vuelves a casa alterando la calle

Vuelves a casa cual cabeza nuclear de feromonas, alterando la calle. A tu paso los hombres se rompen el cuello, se levantan solas las faldas de las mujeres de mediana edad que van al súper y los perros ladran. Nota: Hemos pasado del tema de despedirse de la otra persona, porque no hay quien sepa cómo hacerlo.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

tigrepelvar6.wordpress.com

7. Andas con asquete notando tu humanidad

La ropa ya no es tan cómoda como cuando saliste de casa. Andas como sin pisar del todo, intentando no rozar tus propias humedades, con la ropa que recogiste hecha un ovillo. Aunque, al fin y al cabo, tu temperatura corporal tampoco es el idónea.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

conlaede.wordpress.com

8. El espejo del ascensor es la prueba del algodón

Ok, a ver como llego a casa. ¿Se nota mucho que he estado retozando? Y te miras la cara en el espejo, y no sé, algo te delata. Tal vez sea esa sonrisa de oreja a oreja. O tal vez este olor a sexo. Sexo salvaje si queréis.

8 Cosas embarazosas tras una sesión de sexo esporádico en casa ajena

general-fan-fiction.wikia.com

Fuente: confirmado.com.ve

,