8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños
comunidad

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

Comencemos por el principio: llegaron después. Y con ellos los ruiditos, los deseos de captar la atención, las acusaciones traicioneras y… en fin, un ser que nos imita a veces peor de lo que somos y, otras, nos imitan tan bien que dan rabia. Estas son 8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos o hermanas pequeñas:

1. Acaparan a los papás

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

Vine, vi y vencí… seguro que Julio César era hermano pequeño. Porque eso de llegar y acapararlo todo es propio de ellos. Si tú te manchas en un charco, ellos se echan a un lago. Todo por la atención de los papás. Por suerte, cuando entras en la adolescencia toda esa atención sirve para que tú puedas hacer novillos o salir a fumar, ejem, desarrollar tu autonomía queríamos decir.

2. Afilan tus argumentos

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

Domingo a las 4 de la tarde, restaurante de carretera y los mayores van borrachos. Resumiendo, el mundo se te viene encima de aburrimiento. Resumiendo mejor, vas a empezar a soltar frases como: “eres fe@”, “te recogimos de la basura”, “mamá me quiere más a mí”. Sí, son frases indefendibles, por eso nos entrenan para mejorar nuestros argumentos. Antes de entrar en un debate habría que hacer control antidoping para saber cuántos hermanos pequeños tiene cada uno.

3. Te enseñan psicología

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

Los hermanos pequeños siempre cogen el mando de la tele durante el desayuno y eso parece que les hace vencedores. Pero no. Tú y ellos sabéis que mientras haces ver que te interesas por una revista o por leer la caja de cereales tienes la posición de poder… porque tú ya no tienes nada que perder y ellos todo… Muajajaja.

4. Te hacen responsable

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

En la redacción de Estovalelapena había un perro viejo y llegó un cachorro. El viejo no volvió a dar ni un solo paso sin mirar antes si estaba bien el más joven y por la calle le paraba con la pata antes de que cruzara la calle si pasaban coches. ¿A qué viene eso? Los que hayan tenido hermanos pequeños lo entenderán.

5. Te convierten en ninja

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

La vida es muy difícil para cualquiera. Pero si a ver una serie más tarde de lo que deberías con el peligro de que tus padres te pillen le añadimos un pequeño chivato, te has de volver un ninja. Cuando llegan a ver qué haces eres capaz de haber apagado la tele y hacer que duermes en el sofá, y por despecho, hasta dormirte de verdad.

6. Aprendes que las apariencias engañan

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

Tú hermanito o hermanita tiene 9 años y quizás lleva 4 años, 6 meses y 8 días sin decirte te quiero. Pero tu madre te llama, se corta la llamada y dice en voz alta: “¡se ha cortado!”. Inmediatamente el pequeño monstruo saltará gritando: “¡NooOoOo! ¡¿Qué le ha pasado?! ¡¿Dónde se ha cortado?! Cortadme la mano y hacedle un trasplante, por favor”. Cuando se enteran que se ha cortado la llamada, giran sobre sí mismos, rojos como si fueran a explotar y se van diciendo: “ah, ok, ok, pero está bien….”

7. Te admiran

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

Como decíamos, lleva 4 años, 6 meses y 8 días sin decirte te quiero. Pero un día pasabas por ahí y les oyes diciendo a sus amigos que sí, que sus hermanos hacen eso o lo otro, pero que tú lo haces mucho mejor, que ni se lo discutan, porque tú eres mejor, no hay color, fin de la conversación. Is the best. Y se te saltan las lágrimas camino de a donde fueras.

8. Son (serán) tus mejores amigos

8 cosas que sólo saben los que han tenido hermanos pequeños

Quizás sea la persona con quien más hayas discutido en tu vida y quizás ahora mismo está en la habitación de al lado tramando algo. Pues en este mismo instante la verdad es que cuesta de creer, pero algún día te vas a dar cuenta de que es tu mejor amig@. Nunca olvides que, en realidad, te admiran.

Fuente: www.christianpost.com

,