8 curiosidades que no sabías sobre tus viajes en avión
sociedad

8 curiosidades que no sabías sobre tus viajes en avión

1. Los restos de la bandeja plegable

%image_alt%

La bandeja plegable que encontramos junto a la parte trasera del asiento en un avión se utiliza mayormente para comer o para posar algún tipo de aparato electrónico. Pero aquí no queda la cosa, tambien se utilizan para acostar a los bebes mientras se les cambia el pañal. El problema esta cuando nos damos cuenta que estas bandejas no son limpiadas muy a fondo, ya que los aviones no paran quietos, llegan a un aeropuerto e inmediatamente son rellenados con otros pasajeros para partir. Por lo tanto, si algún día te huele a bebe, no te sorprendas…

2. El agua no embotellada

%image_alt%

El agua potable que suele contener el tanque de los aviones es cambiada por un operario que a la misma vez descarga del avión los meados que han vertido los pasajeros durante el trayecto. Las oberturas que ejecutan este traslado de pis y rellenado de agua están situadas una junto a la otra, algo que hace recomendable no consumir agua que no sea embotellada. Además, el tanque que almacena el agua contiene sedimentos que no son eliminados con la limpieza del mismo, y son ese tipo de restos que no desearíamos tener en nuestro organismo.

3. La ventilación de la cabina de pasajeros

%image_alt%

El aire que respiras cuando viajas en un avión no es oxigeno que este almacenado en alguna parte del avión. Es aire que proviene de la cabina y de las turbinas, y precisamente por su procedencia y situación no se puede determinar su nivel de salubridad.

4. Si, hacías bien al desconfiar

%image_alt%

Todos esos artículos que nos facilitan amablemente en los vuelos, los auriculares, las mantas, los peines y demás no son artículos de usar y tirar. Lo parecen, si, vienen envueltos en plásticos y formatos que dan a pensar que solo serán usados por ti, pero la realidad es que son reciclados y puede que se hayan usado en el vuelo anterior.

5. Mejor con los zapatos puestos

%image_alt%

Todos sabemos que es realmente cómodo quitarse los zapatos y disfrutar de un viaje mientras tus pies descansas sobre la moqueta del avión. Precisamente por esta última no debes sacarte los zapatos. Si piensas bien te darás cuenta que en muchos trayectos han habido turbulencias, y en muchas de esas ocasiones algún pasajero ha vomitado, pues bien, quizás tus pies reposen sobre los restos.

6. El piloto es el jefe

%image_alt%

Pues si, el piloto dentro de un avión en vuelo es el juez y señor de la situación. Su situación le permite decidir la libertad de algún pasajero rebelde, el cual puede ser arrestado y esposado si el piloto lo ordena. Aún así lo más común y conocido es la cancelación del vuelo y retorno del mismo al aeropuerto por culpa de algún pasajero malhumorado.

7. El pestillo del baño es un elemento decorativo

%image_alt%

Por cuestiones de seguridad los baños de los aviones llevan incorporado un sistema de apertura exterior que solo puede ser usado por los asistentes de vuelo, así que no intentes dar rienda suelta a tus deseos sexuales mas perversos porque te acabaran descubriendo!

8. Los asistentes de vuelo no son tan serviciales como parece

%image_alt%

Estos profesionales que nos asisten durante el trayecto en avión no son solo azafatas que están para hacernos sentir cómodos. En su formación para ocupar el puesto se incluyen las técnicas RCP de reanimación, los procedimientos a seguir en casos de incendio y, lo más interesante de todo, técnicas de autodefensa para reducir a pasajeros si es preciso. Así que no te pongas tonta…

,