Encontrarás la felicidad cuando dejes de buscarte a ti misma
mujer

Encontrarás la felicidad cuando dejes de buscarte a ti misma

Estar vivo durante mas de un cuarto de siglo parece que hoy en día es todo un logro, sobretodo si tenemos en cuenta todas las cosas estúpidas que hacemos durante la universidad. Ahora mismo la mayoría tenemos un trabajo en el “mundo real”, pagamos nuestras facturas y sobrevivimos a las resacas de navidad y las fiestas de cumpleaños de nuestros amigos. Pero no todas nuestras costumbres han cambiado, todavía nos hacemos esas preguntas a las que no encontramos respuesta.

Deja de buscarte a ti misma

Encontrarás la felicidad cuando dejes de buscarte a ti misma

Cuando era niño mi madre me solía decir que: “Si miras directamente al sol durante demasiado tiempo, te quedarás ciego”. Algo tan cierto y útil se vuelve revelador cuando hablamos de encontrar nuestro propio yo. De alguna manera ese sol representa a todas esas preguntas que nos hacemos y que serían preguntas como: ¿Cual es el significado de mi vida? ¿Cual es mi propósito? ¿Quien soy? Cuantas más veces nos hacemos estas preguntas más confundidos nos sentimos al ver que no encontramos una respuesta satisfactoria, es el momento de dejar de pensar y empezar a vivir experiencias reveladoras.

Nos gusta creer que hay alguna verdad como respuesta a esas preguntas de la vida, pero al igual que el sol, nos resulta perjudicial y poco practico eso de repetirlas constantemente. La verdad es que tras contemplar, pensar y discernir me di cuenta de que quizás soy yo quien ha estado haciendo algo mal. Tal vez he estado tanto tiempo distraído con la búsqueda de esas respuestas que no he tenido tiempo de observar todas esas cosas que ocurrían ante mí y que seguramente eran más reveladoras. Tal vez he quedado ciego de verdad tras todo este tiempo mirando el sol.

Te proponga otra forma de encontrarnos a nosotros mismos.

Sólo queremos conocernos a nosotros mismos, algo que es muy diferente a encontrarse a uno mismo. Para conocernos necesitamos tiempo, paciencia y amor, ya que tenemos que descubrir aquellas cosas que nos apasionaban. Lo cierto es que, aunque no podamos mirar directamente al sol, esperamos que con un poco de su luz las respuestas que buscamos se hagan visibles.

Mi cuerpo es mi cuerpo

Encontrarás la felicidad cuando dejes de buscarte a ti misma

He estado en guerra con mi cuerpo durante años, desde que los chicos se empezaron a interesar y competir por las chicas y mientras las chicas competían entre sí por los chicos. A partir de ese momento empecé a experimentar una sensación extraña, mi cuerpo ya no era mi cuerpo, solo era un objeto juzgado por los demás y casi odiado por mí mismo. Actualmente soy afortunado, a los 28 años he abierto los ojos, me he dado cuenta de que este es el cuerpo con el que nací y es un cuerpo realmente increíble. Ahora ya no pienso en esas cosas, no dejo de correr por placer y hacer actividades físicas que me gustan y me llenan el corazón.

Nunca debemos dejar de amar

Encontrarás la felicidad cuando dejes de buscarte a ti misma

A los 25 años de edad la mayoría hemos experimentado la perdida de un ser querido, la angustia o la decepción tras romper una relación. Si no lo hemos experimentado, cierto es que la mayoría tenemos un amigo “herido” que regularmente lanza comentarios de lastima y compasión.

La verdad es que aún nos queda mucha vida por delante y, desgraciadamente, muchos momentos de perdida y desamor, una verdad que muestra que no estamos heridos, solo estamos aprendiendo para mejorar en la siguiente relación o quizás para el siguiente bache.

No te conviertas en ese sol que te daña si lo miras, abre la puerta a todas esas personas que quieren conocerte y con las que seguro tendrás vivencias enriquecedoras.

,