El falso mito de que no sabes más inglés por culpa de ver los dibujos doblados
sociedad

El falso mito de que no sabes más inglés por culpa de ver los dibujos doblados

Juan no sabe inglés porque como en este país todo se hace mal, no le acostumbraron a ver los dibujos en versión original. Si no hubiera padecido esta injusticia, ahora Juan no estaría estudiando una semana antes de visitar Londres y su nivel de inglés (y de otras lenguas) sería mucho más alto sin siquiera haberse tenido que esforzar.

%image_alt%

Todos conocemos a un Juan que argumenta así. ¿Pero es eso seguro? ¿Y cómo es que Juan escucha Spotify (con permiso de los anuncios) y no sabe tocar la guitarra? La respuesta la da el neurocientífico Albert Costa, especialista en bilingüismo:

%image_alt%

“Ver dibujos en lengua original no sirve de gran cosa. Lo mejor para aprender un idioma, está demostrado, es la interacción con otras personas”, asegura este experto. De hecho, casi todos los países del mundo doblan los contenidos para los más pequeños y la animación para todos los públicos. De Noruega a Italia, de Rumania a Francia o Latinoamérica. La diferencia suele estar en el contenido para adultos, donde sí se mantiene la versión original con subtítulos a las respectivas lenguas en muchos lugares.

%image_alt%

Habiendo aclarado esto, Costa tiene otras advertencias para el aprendizaje de los más pequeños. ¿Mejor comenzar a estudiar inglés de bien pequeños a cualquier nivel y luego seguir aprendiendo con profesores nativos? “Esto no se ha estudiado. Pero para el acento, sería mejor esperar a que fueran mayores”, afirma Costa.

“No les hacemos un favor a los más pequeños, porque les inculcamos un mal acento que luego les será casi imposible de corregir. Hay que poner profesores nativos en parvulario y primaria”, advierte el experto. ¿Y qué hacer para aprender bien una lengua?:

%image_alt%

Comenzar de bien pequeño (aunque no imprescindible)

A todas las edades se puede comenzar, pero de bien pequeños no “tenemos la impresión de que no hablamos tan bien como nos gustaría”. Así, es más fácil soltarse. Por otro lado, el cerebro de los más pequeños sí tiene más facilidad que el de los adultos para aprender la fonética, los sonidos propios de cada lengua.

%image_alt%

Dedicarle horas

“Si se va a una academia dos horas por semana y no se tiene otro contacto con la lengua el resto de días mejorará poco”. Por lo tanto, lo mejor es dedicarle horas de distinta forma.

Interactuar con nativos

Hablar, ver la reacción de la otra persona, oír las misma palabras de las que hablamos pronunciadas de forma genuina, dejarse corregir, imitar… Todo aquello que no nos permite hacer el hecho de ver los dibujos animados sin más.

%image_alt%

Ir a un país donde se hable la lengua

Para aprender inglés u otra lengua, Costa recomienda ir a los países donde se hablan las lenguas que se quieran aprender. Este lingüista no ve necesario comenzar de cero en otro país, pero sí que lo ve recomendable para que la gran mayoría se suelte y coja soltura.

,