Lo que necesitamos no es un novio sino un compañero
parejas

Lo que necesitamos no es un novio sino un compañero

Cada vez se sale más y con más gente. Hasta hace no mucho que las relaciones de pareja solían ser bastante largas, de esas de para toda la vida, aunque siempre estaba esa especie de oveja negra en la familia y que cada mes estaba con una persona distinta. Pero ahora las tornas han cambiado y ocurre justo lo contrario, hasta el punto de que la excepción a la regla es encontrar enseguida a ese compañero con el que compartir el resto de la vida.

Y aunque hay que admitir que los que encuentran a la persona ideal enseguida tienen muchísima suerte, eso no significa que nosotros tengamos que probar el primero que se nos presente, pensando que solo así, aunque sea por probabilidades, acabaremos encontrando al chico o chica que nos corresponde.

Tener muchos novios puede alejarnos de encontrar a nuestro compañero ideal

Es tanto el tiempo que dedicamos a salir con alguien simplemente porque es lo que tenemos que hacer y sin pensar si ese es el apropiado, que en realidad lo que estamos haciendo es malgastar nuestro tiempo en pensar las cosas con calma para decidir qué es lo que realmente queremos. En otras palabras, pararnos a pensar cómo queremos que sea nuestro compañero ideal.

Sí, no es agradable estar solo. Pero solo cuando tengamos tiempo de estar con nosotros mismos y aceptarnos a nosotros mismos tal y como somos, será el momento de aceptar qué es lo que realmente queremos como compañero.

Porque para ser feliz, disfrutar más de la vida y poder salir de las dificultades que la vida se empeña en ponernos por delante, lo importante no es estar con un novio, da igual como sea este. Un novio, a la larga, no suele hacer otra cosa que traernos dolor por muy buenos momentos que nos haya hecho pasar.

Pero a diferencia del novio, ese compañero que sabemos perfectamente cómo queremos que sea para así disfrutar plenamente de la relación, ese es el que nos va a hacer feliz. Así que no vayamos a por el primero novio que encontremos, no nos preocupemos si hay que estar un tiempo a solas, y busquemos solamente a ese compañero que está hecho expresamente para nosotros.

Original

,