Las personas que se hablan a sí mismas no están locas, pueden considerarse genios
sociedad

Las personas que se hablan a sí mismas no están locas, pueden considerarse genios

Acostumbro hablarme mucho a mí misma y no necesariamente cuando estoy sola en casa. Lo hago cuando camino por la calle, cuando estoy en la oficina y hasta cuando voy de compras.

Sucede que pensar en voz alta me ayuda a materializar mis ideas y a darle sentido a la cosas.

También me hace verme como loca. Porque la gente loca habla sola ¿cierto? Pero la verdad es que las personas más inteligentes del mundo suelen hablarse a sí mismas. Ese era el caso de Albert Einstein.

¿Ves? No somos excéntricos, simplemente, somos listos

¡Ha!

Hablarte a ti mismo hace que tu cerebro funcione de manera más eficiente.

En un estudio publicado en el Quarterly Journal of Experimental Psychology, los especialistas Daniel Swigley and Gary Lupya presentaron la hipótesis de que hablarte a tí mismo tiene beneficios.

En un experimento, Swigley and Lupya le dieron 20 personas el nombre de un objeto específico y les pidieron que lo hallaran en el supermercado. Durante los primeros ensayos, los participantes cumplieron con la tarea en silencio, mientras en los subsecuentes, el nombre del objeto se dijo fuerte mientras se realizaba la búsqueda.

Así, de acuerdo con Live Science, los participantes encontraron el objeto en cuestión con mucha más facilidad cuando lo nombraron en voz alta mientras lo buscaban. Lo que sucede es que decir las cosas en voz alta activa la memoria y hace que las acciones parezcan ser más tangibles.

Hablarte en voz alta sólo te ayudará cuando sabes qué es lo que necesitas.

Si quieres encontrar algo, decir en voz alta el nombre del objeto te ayudará pero sólo si su apariencia te es familiar.  Resulta que es necesario que sepas qué es exactamente lo que estás buscando, ya que de otro modo, únicamente te confundirás a ti mismo, explica Lupyan.

Hablarte a ti mismo permite que organices tus pensamientos.

De acuerdo con la psicóloga Linda Sapadin, hablarte a ti mismo en voz alta permite validar las decisiones importantes y difíciles. “Te ayuda a clarificar tus pensamientos, a enfocarte en lo que es importante y a concretar las ideas que has estado contemplando”.

Original

,