Así es como pierdes, una vez en la vida, a tu chico ideal
mujer

Así es como pierdes, una vez en la vida, a tu chico ideal

El ha pasado por tantas cosas; puedes verlo en sus ojos, sentirlo en su tacto y escucharlo en su tono.

Él ha cambiado

Así es como pierdes, una vez en la vida, a tu chico ideal

Eso te lo indican sus formas para mantener la distancia, para que no te acerques demasiado, solo para que le ames desde la distancia. Todo lo que siente se esconde detrás de una sonrisa, detrás de esa falta de expresividad emocional propia de los hombres, pero no por ello sus párpados dejan de estar cargados de tristeza y lágrimas.

Esta cansado; agotado de intentarlo con personas que no le cuidan. Cansado constantemente de ser rechazado y decepcionado tras poner su confianza en las manos de alguien equivocado.

Está cansado de estar cansado

Así es como pierdes, una vez en la vida, a tu chico ideal

Seguramente se empieza a preguntar si vale la pena todo este sufrimiento, si vale la pena toda esa mala sangre que recorre su cuerpo con esa gran cantidad de pensamientos nostálgicos, tristes y negativos. Poco a poco se va dando cuenta de que realmente anhela el amor y tener a una chica cerca, pero aun así no entiendo como algo tan bonito le ha podido causar tanto dolor.

Quiero más

Así es como pierdes, una vez en la vida, a tu chico ideal

Realmente lo que sucede es que quiere más, necesita más, pero en su interior sabe que hasta el momento no se lo has podido dar, así que poco a poco deja de estar aferrado a ti, deja de conformarse.

Se esta perdiendo por ti

Así es como pierdes, una vez en la vida, a tu chico ideal

El sabe que merece más, pero confía en ti y aun así te quiere y, aunque sea una locura, apuesta por ese caos en el que se ve sometido esperando una reacción por tu parte. Algo que no durará mucho, ya que a cada día que pasa mayor es su desconfianza hacia ti.

Llego el momento

Así es como pierdes, una vez en la vida, a tu chico ideal

La espera ha sido demasiado larga, ha llegado el momento, cada vez se aleja más de ti, lentamente empezarás a sentir su distancia, su ausencia. Cada vez te costará más disponer de su tiempo hasta esa mañana en la que despertarás para darte cuenta de que se marchó, se acabó. El habrá dado el paso, te dejará atrás y se pondrá a caminar dejándote atrás como un recuerdo más en su vida.

,