El largo proceso de superar una ruptura y aprender a querer de nuevo
mujer

El largo proceso de superar una ruptura y aprender a querer de nuevo

Acabar con una relación es, tal vez, uno de los episodios más duros por los que puede atravesar una persona. Es tan duro que directamente se dice que “nos han roto el corazón” pese a que nuestro corazón sigue funcionando perfectamente. Pero es tal el dolor que sentimos, que realmente parece que nos lo han hecho mil pedazos. Por ello superar ese momento y encima arriesgarse a conocer a otra persona que tal vez haga lo mismo en el futuro, es especialmente difícil… Pero hay que aprender a hacerlo.

Cuando nos enamoramos de verdad son muchas las cosas que cambian en nuestra forma de ver el mundo y la vida. Por ejemplo, cambian nuestros propios gustos o aficiones, pero no porque dejamos de darle importancia a las cosas que nos gustaban antes, sino porque aprendemos a ver otras cosas que sabemos que le gustan a nuestra pareja. Y porque a él le gusta intentamos darle una oportunidad, porque sabemos que compartir ese momento con él le hará mucho más feliz.

Del mismo modo, estar con una pareja y ser feliz con ella implica aprender a confiar en esa persona de un modo que no te habrías atrevido a hacer antes con nadie más. Pues implica confiar en esa persona con toda tu alma, sabiendo que si esa confianza se ve traicionada, ya nada volverá a ser lo mismo.

Por desgracia, esa misma confianza que depositas con tantas ganas con tu pareja, y la que te confirma que realmente estás enamorada de esa persona, también es la que acaba consiguiendo que tu corazón duela tanto cuando llega el momento de la ruptura. Pues es cuando comprendes que da igual toda la confianza que habías depositado en esa relación y en esa persona en concreto, él no te correspondía.

Pero por muy doloroso que sea darse cuenta de este hecho, y por muy intenso que llegue a ser ese dolor, no es motivo para rendirte y renunciar a encontrar a otra posible persona con la que iniciar una nueva relación. Es cierto que cuesta mucho, y que lo normal es tener miedo…

Pero ante todo debes pensar que te mereces ser feliz. Y que el que hayas acabado con una persona que no te correspondía no significa ni mucho menos que nadie lo vaya a hacer en el futuro. Solo significa que debes ser más cuidadosa, más paciente y más exigente con las personas que conozcas a partir de ahora.

Para que cuando llegue esa persona que estaba destinada a ser tu pareja, aprendas a ver las diferencias con respecto a las otras relaciones que tuviste, y comprendas que es con esa persona con lo que no puedes sentir temor a la hora de confiar ciegamente en ella. Porque esta vez nada malo te va a pasar.

Original

,