Se quejó del precio de un té, la respuesta del dueño del bar está dando la vuelta al mundo
sociedad

Se quejó del precio de un té, la respuesta del dueño del bar está dando la vuelta al mundo

A todo el mundo le ha pasado. Salir a tomar algo, ir a pagar y darse cuenta de que el precio es más alto de lo que esperábamos. También le sucedió a Hannah, de York (Inglaterra). Muy enfadada, se conectó a Trip Advisor y escribió esta crítica:

Se quejó del precio de un té, la respuesta del dueño del bar está dando la vuelta al mundo

Muy caro y con personal grosero

“Este lugar es horrible a más no poder. Salí a tomar un té por la tarde con unos amigos. Contaba con un presupuesto apretado y pedí agua caliente y una rodaja de limón, que, en primer lugar, no llegó a tiempo con la torta y las bebidas, y luego, me cobraron 2 libras por el agua caliente y una rodaja fina de limón. Cuando pregunté por qué me estaban cobrando tanto por un poco de agua, el camarero dijo groseramente: “bueno, ¿sabes cuánto cuesta un limón?’. Sí, sin duda no son 2 libras. A continuación, pasó a informarme erróneamente que una “hacer un té para uno ” (que es lo que me cobraron) tiene el mismo precio que un limón. Para demostrar simplemente lo ridículo de esto, mi amigo pidió un corte de pastel de chocolate que costó 1,90 libras.

Lugar horrible , sin duda no lo recomiendo, y el camarero grosero que me sirvió debería ser despedido. No volveré y aconsejaré a amigos y parientes no ir allí.“

Se quejó del precio de un té, la respuesta del dueño del bar está dando la vuelta al mundo

Muchas veces las opiniones en internet quedan contrastadas por otras opiniones, pero no siempre hay alguien que pueda mostrar directamente la otra cara de la moneda. En este caso sí sucedió. Jay Rayner, el dueño del local Bennet’s, se puso manos a la obra para explicar a Hannah el motivo porque tiene el té a 2 libras. Y la respuesta ha dado la vuelta al mundo.

Respuesta

“Lamento que sintieras que te hicimos salir de quicio y trataré de explicar por qué no debió ser así. Tú entraste en el café y el camarero te mostró donde sentarte, te dio un menú, esperó un momento para tomar tu pedido… Fue a la caja registradora, tomó una taza, un plato y cuchara y los llevó a la cocina. Allí, seleccionó un cuchillo, una tabla de cortar, consiguió un limón de la nevera, cortó un trozo y te lo puso en la taza. Luego, volvió al comedor, tomó el agua caliente necesaria y llevó la taza a tu mesa.

Se quejó del precio de un té, la respuesta del dueño del bar está dando la vuelta al mundo

Cuando te ibas, imprimió tu cuenta, te la llevó, procesó su pago con tarjeta de crédito y te cobró fuera de la caja. Después de que te fuiste, quitó tu taza, plato y cuchara, los llevó a la cocina, los lavó y los secó, junto con la tabla de cortar y un cuchillo, y guardó el limón. Después, volvió al comedor volvió a apilar la taza, plato y cuchara, limpió tu mesa y sustituyó el menú, a la espera del próximo cliente. Eso es al menos 2-3 minutos de trabajo para el camarero.

El alquiler, las tasas de negocio, los costos de electricidad, gastos bancarios, entre otros, son aproximadamente 27,50 libras. Yo pago a mis trabajadores un salario digno y decente después de tener en cuenta la paga de vacaciones, el seguro nacional y el tiempo productivo antes de la apertura y después del cierre, el camarero que te sirvió me cuesta 12,50 libras por hora.

Se quejó del precio de un té, la respuesta del dueño del bar está dando la vuelta al mundo

Por lo tanto, en conjunto, el costo es de 40 libras por hora, lo que significa que el costo de proporcionarte el servicio de 2-3 minutos sería de 1,34- 2,00 libras. Entonces el gobierno le añade el 20% de IVA que tiene el costo de esa taza de infusión de frutas, entre 1,60 y 2,40 libras.

Tengo que pagar a mis proveedores y hacer que tener el local funcionando. Acepto que todo hace que el precio de una taza de té en un café en el centro de la ciudad sea caro comparado con el que tú te haces en casa, pero por desgracia esa es la cruel realidad de la vida. En realidad son las instalaciones las que cuestan el dinero, mucho más que los ingredientes. Tal vez, la mala educación que percibiste en mí fue provocada por la falta de respeto que yo percibí en ti y por tu presunción de que podrías utilizar nuestras instalaciones y ser atendida de forma gratuita”.

Y, tú, ¿qué opinas?

Fuente: www.dailymail.co.uk

,