Las razones por las que dormir siempre será mejor para ti que tener un novio
mujer

Las razones por las que dormir siempre será mejor para ti que tener un novio

1. En vez de discutir con tu almohada, lo que harás será dormir profundamente 

Lo único que tu cama quiere es que vayas a dormir feliz al final de cada día, por lo cual te acunará con cariño toda la noche. ¡Qué hermoso matrimonio entre un ser humano y un objeto inanimado!

2. No hay más historias aburridas que ya escuchaste 500 veces, sino solo nuevos sueños e ideas 

Puedes estar segura de que cada vez que te vayas a dormir, una nueva e imaginativa aventura tendrá lugar.

3. Es difícil arruinar un desayuno cuando lo tomas en la cama 

No hay nada como desayunar en la cama. Y también comer. Y cenar. Y devorar una bolsa familiar de patatas fritas mientras ves la televisión. No te disculpes por darte gusto.

4. Tu cama nunca llegará tarde y siempre estará lista para acunarte y abrazarte 

Ya no tendrás que estar perdiendo el tiempo esperando a que tu cama llegue ebria después de pasar otra noche con sus amigos. Además, no habrá necesidad de que le pidas que te abrace durante la noche, ya que siempre sin falta, te estará envolviendo en una larga caricia.

5. Tus amigas no odiarán que ames demasiado a tu cama   

Esto es genial para ti y para tus amigas, además, la gente cercana de tu vida notará en seguida que estás radiante desde que cambiaste al insufrible novio por una deliciosa manta mullida.

6. La tarea de consentirte siempre será mejor si lo compartes con tu cama

Cada vez que decidas convertir una copa de vino en una botella, tu pareja te juzgará y quizá hasta te diga que tienes problemas, sin embargo, la relación que tienes con tu cama está en una zona completamente libre de críticas.

7. Podrás ser tú misma cuando duermas y nunca te sentirás incómoda por ello

Nadie tiene que preocuparse por cómo luce cuando va a dormir. Eso es porque tu cama siempre te verá hermosa.

9. Nadie te conoce mejor que tu cama

Cada curva y cada pulgada de tu anatomía serán replicadas a la perfección por los pliegues de tus sábanas. Es por eso que dormir es una experiencia zen a la que puedes rendirte en tu estado más vulnerable cada vez que lo necesites.

10. S-O-Ñ-A-R es mejor que F-*-L-L-A-R

Suena divertido tener una buena noche de juego entre las sábanas de vez en cuando, pero no hay nada que se compare con el placer de tener una buena noche de sueño profundo. Es por eso que muchas personas recuerdan con más cariño a sus siestas más gloriosas que a cualquier experiencia sexual improvisada.

Original

,